En la sociedad actual, en la que la ‘sobreinformación’ forma parte de nuestra vida, la tarea de enfocarse al 100 % se convierte en un reto difícil de conseguir. Redes sociales, emails, titulares, apps, servicios de streaming… todos ellos se transforman en un pequeño ejército batallando contra nuestra capacidad de concentración.

Si lo que buscamos es crear una empresa sólida y convertirnos en líderes en el futuro, parece obvio que vivir con la mente dispersa no nos va a ayudar a conseguir el objetivo. Si hacemos un repaso de nuestra rutina desde que nos levantamos, hasta que nos vamos a la cama al acabar la jornada, nos daremos cuenta de las innumerables veces que miramos el smartphone sin necesidad, o del tiempo que pasamos haciendo scroll en la pantalla mientras leemos sin asimilar absolutamente nada de la información que estamos consumiendo.

¿Cuántas veces hemos deseado que el día tuviera más horas? ¿Cuántas veces al irnos a dormir nos hemos dado cuenta del tiempo que hemos perdido en realizar tareas innecesarias? Sería fácil desistir, aceptar que el mundo es así y que cada vez será más difícil enfocar la mente en los objetivos. Pero será mucho más enriquecedor observar el lugar del que procede la falta de concentración, identificar los elementos que nos llevan a perder el foco y eliminarlos de nuestras vidas.

Localiza el objetivo

Seguro que alguna vez has sentido que en pocas horas terminabas el trabajo que, en principio, habías programado para una jornada entera. Esto ocurre cuando entras en un estado de concentración profunda en el que nada ni nadie te molesta y tu productividad se multiplica por diez.

El objetivo es precisamente ese: insertar en tu vida ese estado hasta convertirlo en rutina. Para ello es importante, y no siempre es sencillo, ser consciente de las circunstancias que te llevan a ese estado y realizarlas cada vez que lo necesites. Prepararte un café, elegir un tipo de música que te ayude a enfocar la mente o alejarte del teléfono durante unas horas pueden ser buenos primeros pasos.

Trabaja tu mente

Muchas veces no es el ruido externo, sino el interno, el que no nos deja ser productivos. Problemas personales, demasiados proyectos de golpe, estrés,… La mente también solemos llenarla de cosas innecesarias que, en ocasiones, sobre todo cuando sobrevuelan picos altos de trabajo, nos bloquea y nos incapacita.

Hay muchas formas de ejercitar la mente para conseguir parar el torbellino en el que se puede llegar a convertir. Conocer lo que tenemos dentro, también es clave para aprender a gestionarlo.

Dedicar unos minutos cada día a meditar, practicar deporte con asiduidad, aprovechar de forma adecuada el tiempo libre y desconectar cuando sea necesario. Parece fácil, ¿verdad? Pues no lo es. De hecho, la mayoría no es capaz de hacerlo. Esto te ayudará a controlar la mente en los periodos más complicados, en los que puede llegar a convertirse en uno de tus peores enemigos.

 

TE PUEDE INTERESAR

4 herramientas para aprovechar mejor tu tiempo

Habilidades Personales · Herramientas

 

Las apps que te facilitarán el foco

 

A pesar de la pequeña crítica que hacíamos sobre la sociedad ‘hiperconectada’ y ‘sobreinformada’ en la que vivimos, lo cierto es que si sabemos cómo manejarla puede pasar de ser el enemigo al aliado. Hay miles de aplicaciones en el mercado: algunas te facilitarán la jornada laboral, otras mejorarán tu vida.

 

Headspace

Se trata de una aplicación que te enseñará a meditar basándose en la metodología del mindfulness. Es sencilla, con vídeos ilustrados que nos explican cómo funciona nuestra mente. Ofrecen una prueba gratuita de 10 días (lo recomendable es usarla 10 minutos cada día).  Hay bastantes apps en el mercado enfocadas a meditar, pero ninguna como esta para entender, realmente, lo que tenemos dentro. “A mindfulness coach right in your pocket”. La aplicación, después de la prueba, es de pago. Disponible para iOs y Android y por ahora solo en inglés.

Aunque si quieres empezar a indagar sobre el mindfulness puedes hacer la sencilla práctica de 3 minutos que te propone el experto en neuromanagement Leandro Fernández Macho o seguir sus consejos para aprender a mantener en forma tu cerebro y ser más productivo.

¿Te apuntas?

Si te interesa lo que estás leyendo suscríbete a nuestra newsletter

Forest

Se trata de un bloqueador del teléfono bastante divertido. Simplemente tienes que abrir la aplicación, elegir el tipo de árbol que prefieras y dejarlo crecer. Si en algún momento sales de la aplicación para usar cualquier otra de tu smarphone, habrás matado a tu árbol. Es gratis y está disponible en iOs y Android.

Trello

Se trata de un gestor de proyectos en el que puedes tener diferentes tableros y organizar las tareas. Tiene muchísimas funcionalidades. Puedes subir documentos desde Drive, usar el calendario de Google y compartir los tableros con otras personas para que puedan añadir y quitar tareas. Un vistazo antes de empezar la jornada y te ayudará a organizar tus tareas por orden de prioridades.

Es gratis y puedes acceder a la plataforma a través de la app o directamente desde tu ordenador.

Google Keep

Tu lista de ‘cosas que hacer’ para llevar a cualquier parte. Puedes transformar tus ‘post its’ en texto directamente en la app, compartir tus listas con otras aplicaciones y con otros usuarios o crear recordatorios para no olvidarte de nada. Es gratis y está disponible en Android y en iOs.