Son las figuras ocultas detrás del éxito de muchas startups. Los mentores, a pesar de no estar siempre en primer plano, son los encargados de guiar, aconsejar y motivar a los fundadores para que consigan los objetivos que se propongan. ¿Por qué son tan importantes? Porque ellos, ya han pasado por el camino por el que ahora andas tú y saben cuáles son las mejores decisiones a la hora de montar una empresa.

Son los encargados de ponerte en suelo firme cuando tus sueños vuelan demasiado alto. También se encargan de levantarte los ánimos cuando parece que no hay salida. Pero sobre todo escuchan, analizan y aconsejan cuando no sabes que camino tomar.

Cuando encuentres un mentor, no solo le tendrás a él o a ella, tendrás a tu disposición todos sus contactos para acudir a ellos si alguna vez los necesitas. Ya lo dijimos en Cómo conseguir contactos de calidad, “conocer a la persona perfecta en un momento dado puede ser el punto de inflexión que haga cambiar el destino de un proyecto”.

Una vez conocemos la importancia que tienen los mentores a lo largo de nuestra vida profesional, debemos saber cuáles son los imprescindibles, los que pueden cambiar el rumbo de nuestra carrera. Seguro que a muchos los conoces de sobra, intenta buscar sus iguales en tu entorno y potenciarás los puntos fuertes de tu startup.

 

El mentor senior. Maestro Yoda

 

  En lo primero que piensas cuando te hablan de maestros, es en él. Alguien que está muy por encima de ti en cuanto a experiencia y profesionalidad se refiere. Alguien que ya ha vivido lo que tú tienes por vivir. Ha trabajado durante años en el sector en el que tú estás empezando y es capaz de contestar a todas las preguntas para las que tú no ves respuestas. Es alguien a quien respetas y admiras, de quien quieres aprender. Él ya ha pasado por todo, no se preocupa demasiado por los problemas cotidianos y siempre tiene una palabra de aliento o de motivación. Tampoco tiene reparos a la hora de decirte las verdades, y siempre será sincero buscando tu propio beneficio.

Dónde encontrarlos: Puedes conocerlo en eventos a los que acuda (normalmente son personas muy buscadas). También te lo puede presentar tu mentor tradicional.

 

En qué puede ayudarte: Te ayudará a tomar decisiones estratégicas y te dará acceso a más mentores senior.

 

Aprende de Yoda: “No existen los límites. Solo nuestros miedos nos detienen”.

El mentor tradicional. Tayler Durden en El Club de la Lucha

 

 

Tiene algo más de experiencia que tú, pero todavía tenéis cosas en común. Si te preguntan quién quieres ser en 5 años, la respuesta sería él. Puedes hablarle con confianza, le cuentas tus pensamientos más oscuros y te reconforta que te escuche. Él te habla de las reglas encubiertas, de cómo es mejor hacer las cosas y de los atajos para hacerlo mejor y más rápido. Se las sabe todas.

 

Dónde encontrarlos: Suelen ser personas que has conocido en tu anterior vida profesional.

 

En qué puede ayudarte: Te explica con quien debes hablar y a quien es mejor no acercarse. Te dice lo que debes y lo que no debes hacer y te inyecta autoestima cuando estás en horas bajas.

 

Aprende de Tayler Durden: «Sin dolor y sin sacrificio, no tendríamos nada».

 

Los mentores y colegas. Woody y Buzz Lightyear

 

  “Peer mentor” es la expresión que usan en inglés para identificar a este tipo de maestros, que son nuestros iguales. A veces se les subestima, porque no se presupone que vayan a aportarte nada nuevo. Pero en muchas ocasiones necesitamos a gente que esté viviendo situaciones similares a nosotros, que sean capaz de empatizar al cien por cien en los buenos y en los malos momentos. Además, pueden aportarte aires renovados, ideas nuevas y muchísima motivación y ganas. Como Buzz a Woody, ¿quién se lo iba a decir?

Dónde encontrarlos: Suelen ser antiguos compañeros de universidad, o personas que conoces en el proceso de creación de tu startup, porque ellos están creando la suya propia. También es fácil encontrarlos en eventos de networking.

 

En qué puede ayudarte: Puede abrir nuevos horizontes con su forma de enfocar la creación de su proyecto. Puede, además, compartir sus contactos contigo y proporcionarte calma en momentos de estrés. Mal de muchos…

 

Aprende de Buzz y Woody: Buzz Lightyear: “Sheriff, este no es momento para entrar en pánico”.

 

Si estás buscando que te mentoricen o quieres mentorizar a algún emprendedor, echa un vistazo a este post con las características que debes buscar para dar con un buen mentoring. 

¿Te apuntas?

Si te interesa lo que estás leyendo suscríbete a nuestra newsletter