Bill T. Gross ha fundado muchas startups. También ha ayudado, a través de su incubadora Idealab, a crear más de 150 empresas emergentes. Las startups a las que ha apoyado no se alejan de la tendencia general: con algunas ha conseguido alcanzar el éxito y con otras, con muchas de ellas, ha fracasado.

“Las startups pueden cambiar el mundo y hacer de él un lugar mejor”

Gross admite haber aprendido más de sus fracasos que de sus éxitos. Los valora como lo que son, un bagaje en el camino hacia el éxito. Pero no puede evitar preguntarse “¿Por qué fracasan las startups?”

“La sencilla razón por la que las compañías emergentes tienen éxito”

 

fracasan startups Bill Gross

 

En la charla TED “La sencilla razón por la que las compañías emergentes tienen éxito” Bill Gross habla de cómo decidió analizar más de 100 startups, la suya propia y otras ajenas, sin tener en cuenta el éxito que hubiesen alcanzado. Las clasificó en cinco factores clave, poniéndoles en cada apartado una puntuación:

  • La idea

El primer factor que analizó fue la idea. Normalmente la consideramos como el factor clave para el desarrollo del proyecto. Gross no era una excepción y también creía firmemente en su importancia: “Llamé a mi compañía Idealab porque me encanta el momento preciso en el que se te ocurre la idea. Ese momento ¡Ajá!”.

  • El equipo

 Con el tiempo, Bill Gross comenzó a pensar que tal vez las personas que formaban el equipo, cómo desempeñaban su trabajo, cómo se adaptaban a los problemas y cambios de la compañía podían ser clave para su rápido éxito.

  • El modelo de negocio

“¿Tiene la compañía un plan para generar ingresos?”. Después de la idea y el equipo, pensó que tal vez el modelo de negocio fuese la pata más importante, ya que ¿cómo puede una compañía crecer exponencialmente hasta asentarse, o liderar el mercado, sin un modelo de negocio definido?

  • La financiación

O quizás la financiación fuese la clave. Algunas de las grandes compañías recibieron rondas de financiación muy elevadas y sin ellas es muy probable que ya hubieran desaparecido.

  • El “timing” o momento

El último de los puntos analizados por Gross es quizás el más novedoso, el que menos aparece en el imaginario colectivo:¿Está el mundo listo para tu idea? ¿Tienen tus clientes la tecnología necesaria para poder usar o consumir tu producto? ¿Tienes que educar a tu público? ¿Estás a tiempo? ¿O ya es demasiado tarde y tienes demasiada competencia?”. Puede que el momento, el “timing” sea clave.

¿Y cuál de estas razones es la más importante?

 

fracasan startups

 

 

Para el desarrollo de su investigación, e intentando alejarse de todos los prejuicios que había adquirido en sus años de carrera, Gross puntuó a más de 100 compañías sobre estos 5 factores, comparando los resultados de las que habían alcanzado el éxito y las que no.

Las cinco compañías que presentó durante su charla TED compartían unas características en común: todas presentaban buenas ideas, el equipo que formaba la startup aprobaba sin problemas y el timing era muy bueno.

Por otro lado, en las compañías que habían fracasado había mucha más disparidad: un buen o mal equipo, una elevada financiación y buenas ideas… Sin embargo todas compartían un mismo punto negro en sus puntuaciones: el momento en el que fueron lanzadas al mercado.

Gross concluía que, tras su análisis, se dio cuenta de que la diferencia entre el éxito o fracaso de una startup dependía en un 42% del momento en el que salía al mercado el proyecto. El equipo y la ejecución del proyecto ocupaban el segundo puesto en relevancia. Y la idea era relegada al tercer puesto. “No digo que la idea no sea importante. Pero me sorprendió muchísimo la importancia que cobraba el tiempo”.

Las últimas dos, el modelo de negocio y la financiación, tenían sentido en esas posiciones para Gross: “Puedes comenzar sin un modelo de negocio y añadirlo después si se consume tu producto. Y la financiación no es tan importante, puedes empezar con pocos recursos, pero si poco a poco ganas terreno, los inversores se fijarán en ti”.

Airbnb: una idea genial en el momento preciso

 

La historia de Airbnb empezó con el rechazo de varios inversores– se comenta que siete inversores dejaron pasar la oportunidad. La gente pensaba “Nadie va a alquilar una habitación en su casa a un desconocido”.

Y es cierto, nadie lo hubiera hecho antes de la crisis económica. “Airbnb nació justo en el momento en el que la gente necesitaba dinero extra. Y eso, quizás, ayudó a vencer los miedos a alquilar tu casa a un desconocido” explica Gross.

Un gran modelo de negocio, con un gran equipo sumado a una buena idea y el momento exacto hacen que se alcance el éxito. Y eso ocurrió con Airbnb.

¿Por qué fracasó Z.com?

 

“Estábamos muy emocionados con el lanzamiento de Z.com. Era una compañía de entretenimiento en línea que, para nosotros, tenía todo lo necesario para triunfar”.

Como explica Bill Gross, tenían suficiente dinero y un modelo de negocio exitoso. Hasta llegaron a contratar a actores de Hollywood para la promoción. Nada auguraba, para ellos, que Z.com no se convirtiera en un gran éxito.

Hubo un factor que impidió su éxito: internet aún no estaba lo suficientemente desarrollado. Por un lado, la calidad de internet era muy baja “la penetración de banda ancha en EEUU entre 1999 a 2000 era muy escasa” sumado a la dificultad técnica de ver contenido en línea -era incluso necesario incluir códecs en los buscadores. La compañía terminó cerrando en 2003, pero… ¿Tú te acuerdas de Z.com?

Solo dos años más tarde del cierre, en 2005,  Adobe Flash resolvió el problema del códec.  Y cuando la mitad de los estadounidenses tuvieron acceso de calidad a Internet nació Youtube. “No tenía un modelo de negocio cuando comenzó. Ni siquiera estaban seguros de que llegara a funcionar. Pero llegaron justo a tiempo, fue el momento perfecto”.

Y para acabar Bill Gross nos aconseja:

“La mejor manera de evaluar el tiempo es ver cuidadosamente si los consumidores están realmente listos para lo que les ofreces”

 

Si quieres ver la charla TED de Bill Gross “La sencilla razón por la que las compañías emergentes tienen éxito”: