Ya no llamas por teléfono fijo a tus amigos; ya no vas al banco para hacer una transferencia, ni planeas tus vacaciones fuera de internet. Sin embargo, has ido a la escuela o a la universidad tal como lo han hecho tus padres.

Aunque las transformaciones de la era digital impregnaron nuestras vidas, la educación apenas ha aprovechado sus oportunidades. Por eso, si eres emprendedor, Edtech es un terreno ideal para sacar a relucir tu inventiva: la aplicación de las nuevas tecnologías a la educación no se queda en apuntarte a cursos online con un Nobel de Economía, o aprender tenis con los primeros del ranking mundial, sino que promete una verdadera revolución en los sistemas tradicionales.

La realidad virtual te permitirá ir de Stanford a Columbia, y de allí a alguna universidad de España en un mismo día. Y al final, recibirás un diploma validado en blockchain, en lugar de una institución educativa.

Para profundizar sobre esta tendencia, te mostramos algunas de las aplicaciones de robótica, realidad virtual e inteligencia artificial que cambiarán las aulas. La tecnología educativa ya está en camino de 'reinventar la educación para adaptarla a los nuevos contextos', dice Luis Miguel Almanza, gestor de uno de los laboratorios de Edtech más pujantes del mundo en el Instituto de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey, México.

A continuación, algunas preguntas y respuestas para conocer los avances en el campo de las tecnologías de la educación.

¿Por qué reinventar la educación?

Es cierto que muchas veces los que acuden a las aulas conocen mejor el universo digital que los que se paran en el frente. Eso no hace menos necesario mejorar su instrucción digital: un estudio de la universidad de Stanford mostró que, pese a su influencia en las redes sociales, los estudiantes no están preparados para juzgar la legitimidad de las noticias e información con las que se cruzan en Internet. Eso se suma a un ambiente complejo en el que sus comentarios, posteos o etiquetas pueden condicionar, por ejemplo, su admisión en la universidad.

Estos son solo algunos aspectos que explican la necesidad de una nueva educación que incluya por ejemplo la búsqueda, valoración y creación de contenidos digitales.

¿Te imaginas alguna nueva herramienta para hacerlo posible? De eso se trata Edtech.

¿Qué está funcionando mejor en Edtech?

Almanza distingue dos campos en los que las tecnologías educativas están mostrando mayores éxitos:

-'Por un lado, la tecnología en el ámbito educativo que llega en forma directa al consumidor (B2C) está encontrando mucho eco en nuevas plataformas, nuevos esquemas de aprendizaje, nuevas formas de certificar la educación, micro aprendizaje, entre otras. Son modelos en los que la tecnología reta el modelo tradicional y encuentran un nicho que está de acuerdo', dice.

-'La otra perspectiva es B2B, donde los usuarios principales son las instituciones. En este caso, el escenario es un poco más conservador, con los principales cambios en la transformación digital de sus procesos, tanto académicos como administrativos. Aquí estamos viendo tecnología para administrar instituciones, clases, educación en línea, infraestructura, entre otras, pero todavía no se ven tecnologías disruptivas'.

¿Qué tecnologías son las mayores promesas para la educación?

'Más que promesa, veo como revolucionaria a la realidad virtual', dice Almanza. 'Algún día podremos atender una clase desde el sillón de casa; o tomar una clase en el Tec de Monterrey a una hora y a la siguiente, una clase en alguna Universidad en España, y en la que sigue, en Estados Unidos. Esta tecnología romperá el paradigma de la infraestructura física de la educación', afirma.

La realidad virtual romperá el paradigma de la infraestructura física de la educación.

Además, vislumbra que 'muy pronto veremos blockchain en la validación o la certificación de la educación'. 'Ya no serán las instituciones de educación las únicas que puedan expedir una certificación de competencias y aprendizaje'.

Entre las tecnologías prometedoras en el campo educativo destaca también a la Inteligencia Artificial, junto con machine learning y deep learning, que podrá adaptar programas para cada persona. 'La robótica permitirá tener humanoides mejor preparados que los profesores actuales', opina. La robótica y las nuevas herramientas serán por el momento instrumentos para mejorar y complementar sus capacidades.

La robótica y las nuevas herramientas serán por el momento instrumentos para mejorar y complementar las capacidades de los profesores.

Vamos por partes…

1. Realidad virtual: ¿lejana o realizable?

Para Almanza, el horizonte de aplicación de la realidad virtual está a unos 5 años. 'La tecnología, que es la primera limitante hasta ahora, está avanzando muy rápido. Cada vez vemos más emprendedores incursionando en estas tecnologías con aplicaciones para diferentes industrias. Poco a poco, la adopción empieza a darse, y en poco tiempo veremos los primeros pilotos en universidades ya como una aplicación real', arriesga.

Y en las escuelas, donde las tradicionales editoriales de manuales escolares ya están tejiendo alianzas con firmas tecnológicas, como Google o Microsoft, para modernizar su oferta. La creación de contenidos, todavía pendiente, permitirá a los estudiantes visitar entornos históricos o entender mejor conceptos abstractos por medio de experiencias de primera mano.

2. Robots: asistentes en el aula

El informe sobre educación Horizon Report 2017 sobre la educación escolar (K12), destaca a la robótica como una de las tendencias con un horizonte cercano.

Por un lado, se destaca el beneficio de incluir robots en las aulas como facilitadores de las actividades de aprendizaje, oficiando de asistentes de los educadores.

El ejemplo incluido en el documento es el Teach Assist, de la compañía Atlab, un robot interactivo para el aula testeado en Dubai. El humanoide fue diseñado para contribuir a la tarea educativa, pero no para reemplazar a los humanos.

A través del reconocimiento facial, el robot puede almacenar en la nube datos sobre el desempeño de los alumnos, que colecta a partir de contactos como asistente personal.

El modelo ha sido desplegado en centros de autismo en Emiratos Árabes, con buenos resultados, y se proyecta como opción para brindar educación a estudiantes aislados en hospitales o con enfermedades crónicas.

robot edtech educación

3. Inteligencia Artificial: todavía un complemento

En sus versiones actuales, el reemplazo de las personas por dispositivos dotados con inteligencia artificial no parece realista. Para la AI aún es un desafío alcanzar la capacidad para suplir el rol de los maestros en la capacitación relacionada con habilidades complejas como el pensamiento crítico, la empatía o la creatividad, coinciden especialistas.

Como el robot descrito en el apartado anterior, la AI puede encargarse de tareas tales como la moderación de debates de pequeños grupos de estudiantes, según un estudio de la firma Pearson y la University College London.

Otro ejemplo se relaciona con el entrenamiento de los educadores: un software de monitoreo puede advertirles en tiempo real cuando hablan demasiado rápido y dificultan la comprensión de los alumnos, o no contemplan el tiempo necesario para sus consultas.

4. Learning Analytics: optimizar el aprendizaje

Como ocurre en otras áreas, el análisis de datos también es inmensamente valioso en este campo. El objetivo es, aquí también, lograr convertirlos en información que permita a los educadores personalizar los procesos.

Numerosas universidades ya lo están aplicando con los datos que se almacenan en softwares de gestión que usan los estudiantes (por ejemplo, Moodle). Allí constan sus clases, sus calificaciones, sus lecturas y otros. Un procesamiento inteligente de esa base de datos podría permitir, por ejemplo, actuar en casos de estudiantes con menos probabilidades de éxito para incrementarlas.

Existen además programas capaces de capturar las expresiones faciales de los alumnos, y detectar a aquellos que tienen problemas de comprensión o a los que necesitan mayores desafíos, dice el Horizon Report.

Oportunidades edtech para emprendedores

Ante estas tecnologías emergentes, ¿dónde están las oportunidades más claras para emprendedores en Edtech?

Para empezar, el flujo de capitales prueba el interés sobre esta industria: 'Todo el abanico de la industria es atractivo, y lo podemos ver en el aumento de las inversiones en edtech por diferentes empresas de capital riesgo alrededor del mundo; aunque tuvo su pico en el 2015, la suma total de inversiones en esta industria sigue siendo atractiva', dice Almanza.

Al momento de definir oportunidades, el experto engloba grandes áreas en expansión:

    1. Life Long learning (educación permanente)
    2. El futuro del K12 (como se denomina al sistema de educación primaria y secundaria en Norteamérica)
    3. Otros: VR/AR, datos y analítica, bienestar y desarrollo profesional

«Los de siempre», ejemplos consolidados

A nivel global, hay ejemplos de edtech ampliamente difundidos como las plataformas de cursos online Coursera, Udemy y Udacity, por mencionar algunas, que han roto el hielo de la educación en línea, como mecanismos de modernización de las universidades.

La primera, por ejemplo, fue creada en 2011 por académicos de Stanford. En otras áreas de la educación, fueron disruptivas  Grammarly (2009), un asistente capaz de detectar tanto errores gramaticales como plagio, y Duolingo (2011) una aplicación para aprender idiomas.

Sin embargo, como hemos visto, el terreno de Edtech tiene mucho espacio para avanzar y transformar la educación de la mano de nuevas tecnologías. ¿Cómo te imaginas tú la educación en unos años?

Portada descargable creatividad

Ebook Creatividad en PDF

PDF GRATUITO

Descarga gratis nuestro ebook y comienza a desarrollar tu futuro. Ejercicios de creatividad individuales o en grupo que te ayudarán a diferenciarte de la máquina.

TE PUEDE INTERESAR  Cómo puede el Design Thinking revolucionar tu empresa