Una de las razones principales por las que fracasan las startups es por la mala elección de los socios y de las personas que te acompañan en el desarrollo del proyecto. Es fundamental tomar esta decisión con calma, analizando nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles para elegir a alguien que nos complemente. Quizás la persona que nos va a complementar lo hará porque está especializado en áreas de conocimiento diferentes a las nuestras, o porque aporta un valor que nosotros no somos capaces de aportar.

Busca personas que ayuden a tu proyecto a marcar la diferencia. Un equipo motivado, con actitud y ganas, es fundamental para el buen funcionamiento de tu startup.

En la elección de los socios entran en juego muchos factores. Muchas veces, la idea surge en común con algún compañero de la universidad, con un familiar o un amigo. Otras veces, la idea es tuya y tienes que buscar personas que la apoyen a posteriori.

En cualquiera de los dos casos, si vas a crear una empresa con socios (conocidos o desconocidos), plantéate firmar un pacto de socios: es esencial para eliminar incertidumbre, dejar claras las reglas de juego y evitar problemas si la relación entre el equipo cambia.

 

Emprender con personas cercanas

 

Comenzar tu startup con familiares o amigos te garantiza una serie de facilidades en el trayecto. Ya existe una confianza previa y se conoce a la persona con la que vas a pasar gran parte de tu tiempo. Muchas empresas de éxito han puesto en marcha el negocio gracias a amistades, compañeros de universidad o familiares.

Quizás el caso más conocido es el de la empresa creada por el visionario de los negocios Steve Jobs y el genio de la ingeniería Steve Wozniak, dos amigos que supieron construir juntos el imperio Apple y revolucionar la forma en la que interactuamos con la tecnología. Estos son tres casos de startups españolas fundadas por colegas o familiares que están dando que hablar:

 

  • Zeleros. David Pistoni creó su startup junto a dos compañeros de la Universidad Politécnica de Valencia, Juan Vicén y Daniel Orient. Después de participar en Hyperloop UPV y ganar el concurso lanzado por Elon Musk (SpaceX Hyperloop Pod Competition 2015), decidieron aunar fuerzas y crear la empresa que hoy tienen entre manos. “Hay que rodearse de los mejores, tanto fuera como dentro de tu equipo”, señalaba Pistoni en una entrevista para Startpoint tras su viaje a Silicon Valley como ganador del programa Explorer.

 

  • Erle Robotics. Los hermanos Víctor y David Mayoral Vilches comenzaron su andadura en 2012 con el proyecto Erle Robot. Lo hicieron con los 3.000 € que pidieron a su padre, Patxi. Gracias a las ganas, pudieron seguir adelante con pocos recursos, hasta que consiguieron financiación a través del programa Ekintzaile del Gobierno Vasco. Gracias a esto, llegaron al punto de madurez necesario para crecer y contratar equipo, siendo el primer empleado su padre, que había estado apoyándoles desde el principio. En 2016 la startup vasca fue adquirida por Acutronics Robotics. “Una aventura así requiere sin duda gente en la cual puedas confiar, de modo que contratamos poco a poco y con mucho cuidado”, señalaba Víctor en un post de Medium.

 

  • Tiendeo. Hermanas gemelas y socias. Eva y María Martín fundaron Tiendeo en 2011 junto a un amigo de la universidad, Jonhatan Lemberger. Se revelaron contra el buzoneo tradicional y acortaron distancias entre los retailers y los consumidores, de manera que la comunicación se hizo más eficaz. En solo 7 años y 4 rondas de inversión (por un total de menos de un millón de euros) la empresa se ha convertido en una plataforma líder con más de 140 emplreados y oficinas en España, México, Brasil, Chile y Colombia).

 

 

¿Qué tipo de personal necesita mi startup?

 

Cuando en una startup se comienza a contratar personal, se da por supuesto que ya tiene un MVP en el mercado y que dispone de los suficientes recursos para mantener mensualmente a las personas que se requieran. Se trata de un proceso que debería ser lento, ya que habría que realizarlo paso a paso y sin precipitarse.

Cada startup debe analizar sus necesidades y a partir de ahí decidir qué puestos son los prioritarios, teniendo en cuenta la flexibilidad de los perfiles.

 

Hay varias cosas a tener en cuenta cuando se va a contratar personal:

 

Motivación. Todos los CEOs de éxito, cuando les preguntan el secreto de su triunfo, ponen el acento en el equipo. Un equipo motivado, con actitud y ganas, es fundamental para el buen funcionamiento de tu startup. Busca personas que ayuden a tu proyecto a marcar la diferencia.

 

Proactividad. En línea con lo anterior, busca personas súper independientes y proactivas. Una startup no es una empresa grande en miniatura y, por lo tanto, no debe tener los mismos departamentos ni la misma estructura. A diferencia de las empresas tradicionales, suele ser un caos de incertidumbre y cambio permanente, donde no existen puestos perfectamente definidos, ni jefes que tengan tiempo para estar diciéndole a todos los miembros del equipo lo que tienen que hacer (y controlando los resultados). Es por ello que necesitas personas que se lancen a resolver retos que no están 100% definidos, que trabajen duro y que hagan suyos los objetivos de la startup.

 

Conocimientos y especialización. El background académico es fundamental a la hora de evaluar candidaturas. Otro aspecto muy importante a la hora de sumar alguien a tu equipo es su experiencia previa y el área de especialización en la que ha hecho hincapié a la hora de formarse. Pero ten en cuenta también que hay determinadas competencias y habilidades que no se enseñan en las universidades, las transversales. Todas se pueden ejercitar, por ejemplo la creatividad, de la que te hablábamos en este otro post con descargable incluido.

 

Flexibilidad. En una empresa enfocada en la innovación, con pocos recursos y con un equipo pequeño disponible, los perfiles flexibles deberían ser una prioridad en el periodo de contratación, ya que cada día las labores a realizar pueden ser muy diferentes. Hay que buscar personas que sean capaces de adaptarse a las circunstancias y que disfruten realizando tareas en distintas áreas de trabajo.

 

Visión. Cuando realices entrevistas no sólo te centres en lo que hay que hacer y en cómo hay que hacerlo: probablemente encuentres muchas personas que sepan hacer lo que necesitas (el «qué» y el «cómo»). Intenta hacer hincapié en tu visión, en «por qué» tu startup hace lo que hace. Cuéntale a cada candidato qué es lo que te mueve y mueve al resto de tu equipo a hacer lo que estáis haciendo. Luego pregúntale a tu candidato sobre esta visión e intenta identificar si la comparte, si se identifica, si lo motiva igual que a ti. Como dice Simon Sinek en una de las charlas TED mas vistas de la historia, esto es fundamental para encontrar a personas que compartan la filosofía de tu startup y que se apasionen por el objetivo tanto como tú.

 

 

¿Qué cargos se han de cubrir?

 

Como mencionábamos con anterioridad, la hoja de ruta de las contrataciones las irá marcando la propia naturaleza de la empresa. Aún así, existen una serie de puestos que son imprescindibles a la hora de montar tu equipo:

 

  • CEO. Es el líder del equipo. Suele ser alguno de los fundadores y tiene un perfil empresarial y dispone de grandes habilidades sociales. Una de sus ocupaciones será buscar financiación, por lo que debería tener conocimientos en esta área. Debe tener una visión global del equipo y de la empresa e irá marcando las pautas para enfocar todo hacia el mismo objetivo.

 

  • CTO. Director técnico. Es el responsable de la toma de decisiones a nivel tecnológico y de producto, por lo que tiene que ser un perfil con conocimientos y experiencia en todas las áreas de la empresa.

 

  • CMO. Director de marketing. Aunque quizás no es necesario desde los inicios, sí que lo es a la hora de hacer crecer el negocio. Engloba los departamentos de marketing, comunicación y ventas.

 

  • CFO. Director financiero. Es necesario cuando la startup comienza a crecer y se manejan cifras mayores.

 

  • COO. Director de operaciones. Es el responsable de las actividades diarias de la empresa. También es un perfil a incluir cuando la startup esté avanzada.

 

  • Otros perfiles, como el CDO o responsable de diseño, no es prioritario si tu empresa no necesita desarrolladores a diario. Se pueden incorporar en periodos en los que se necesite trabajar sobre ello.

 

Descubre más abreviaturas de los cargos en la empresa en este otro post del blog de Explorer – Jóvenes con Ideas.

 

Cómo encontrar talento si eres una startup

 

No siempre es fácil encontrar lo que una startup necesita en un momento dado. Por eso, recurrir a plataformas que nos ofrezcan, sin demasiado esfuerzo, el talento que estamos buscando, puede ser crucial.

 

  • Malt. Es la mayor plataforma de freelances y empresas en España y Francia. Con un funcionamiento similar a Airbnb, permite encontrar perfiles completos de freelances con valoraciones de los clientes. Con este sistema de reputación, las empresas pueden buscar el mejor trabajador posible, en función de su puntuación y de sus honorarios.
 La plataforma resuelve toda la burocracia ya que permite gestionar de manera online la propuesta, el contrato y el proceso de facturación.

 

  • Workkola. Es una plataforma que permite a los estudiantes de grado y posgrado “trabajar el Talent Branding: su marca personal para desarrollar y destacar sus habilidades hard y soft en base al desarrollo de pequeños retos sobre las startups más innovadoras. Desde Workkola buscan revolucionar la manera en que las personas acceden al mundo laboral y la manera en que las empresas acceden al talento.

 

  • Talentoo. La startup cuenta con un modelo B2B en el que participan únicamente empresas contratadoras y seleccionadoras (headhunters, empresas de selección), a los cuales ponen en contacto, centralizando y gestionando todo el proceso de reclutamiento, con Talentoo como único interlocutor.

 

  • LinkedIn. Más conocida pero no menos importante. LinkedIn es la red social laboral por excelencia y donde los headhunters buscan el talento. Los usuarios se encargan de adjuntar su experiencia laboral y sus destrezas, para facilitar el contacto con empresas interesadas en un perfil como el suyo. Dentro de LinkedIn existen grupos en los que compartir intereses con el resto de personas afines laboralmente a ti.

 

  • Otras plataformas de contratación como Infojobs o CornerJob también pueden ayudarte en la tarea de contratar personal.

 

TE PUEDE INTERESAR  6 consejos para mejorar el liderazgo dentro de un equipo

¿Te apuntas?

Si te interesa lo que estás leyendo suscríbete a nuestra newsletter