Cuando estás emprendiendo tienes que hacer frente a un gran número de tareas, y analizar la importancia de la estrategia social media suele ser de las que dan más pereza. A no ser que estés familiarizado con su gestión, es posible que te pierdas en las fases que deben dar salida a tu producto al mercado en los canales sociales.

El social media marketing es una herramienta muy efectiva para coger tracción si la tomas en serio. En la estrategia a desarrollar debes cruzar objetivos de marketing con objetivos de negocio y dotar de recursos a este área.

Lo primero que necesito que entiendas es que el social media marketing es una herramienta muy efectiva para coger tracción si la tomas en serio. En la estrategia a desarrollar debes cruzar objetivos de marketing con objetivos de negocio y dotar de recursos a este área. Muchas de las startups que mejores resultados obtienen pasan por una gestión inteligente del potencial de estos canales.

En este post vamos a aprender a organizar y planificar un plan básico de redes sociales, además de analizar conceptos para que, sin ser un experto, puedas entender de qué va todo esto del social media para startups.

Primer paso. Analiza tus objetivos

 

Antes de lanzarte a abrir perfiles en todas las redes sociales es fundamental que te pares a pensar en varias cosas importantes que definirán tu estrategia. ¿Qué producto o servicio voy a lanzar? ¿Se trata de un producto para empresas o para el consumidor final? ¿Tengo claro cómo comunicar mi mensaje en un formato social media? ¿Cuáles son mis objetivos estratégicos y de negocio con la gestión en redes sociales? ¿Tengo recursos para llevarlo a cabo?

Antes de que salgas corriendo, déjame explicarte que todas estas preguntas tienen por objetivo ayudarte a entender cómo es tu producto y qué redes son idóneas para lanzarlo y hacerlo crecer. Analizar qué red es más apropiada, te permitirá elegir y priorizar el crecimiento en aquellas plataformas sociales que mejor se adapten a tus necesidades estratégicas. Te aseguro que es mejor abrir uno o dos perfiles estratégicos que estar presente en todas las redes sociales sin un propósito.

Marcarse un objetivo de awareness o presentación de marca/ producto puede estar bien para empezar con tu estrategia social media para startup (entre dos y cuatro meses).

 

Segundo paso. Entiende a tu cliente

 

Analiza y entiende a tu buyer persona para crear contenidos alineados.

¿Cómo analizo a mis buyer persona?

La clave para analizar a tu buyer persona es detallar al máximo su descripción sociodemográfica, sus intereses, sus anhelos, etc. para conseguir entender sus problemas (pains) y cómo tu producto puede solucionarlos.

Trata de afinar al máximo tu análisis de ese posible cliente y define distintos perfiles si hay más de un tipo de comprador que pueda querer lo que ofreces.

Cuando consigues entender cien por cien cómo piensa tu cliente eres capaz de crear contenido para redes sociales atractivo y de valor, imprescindible para que tus campañas social media tengan verdadera efectividad. 

Analizar tus buyer persona te permitirá pensar en propuestas de valor distintas a nivel negocio y serás capaz de trasladar esas ideas a tu estrategia de contenidos para social media.

Además, este estudio hará que puedas identificar mejor la segmentación que debes usar en tus campañas digitales, gracias a un conocimiento exhaustivo de cómo se comporta tu cliente o usuario.

Te puede resultar útil trabajar con herramientas de design thinking, que te guiarán en el proceso apasionante de acercarte y entender a tu cliente para diseñar productos (y en este caso, contenidos) que le hablen directamente. En este enlace puedes ver las cinco fases del Design Thinking por David Harrison.

 

 

Tercer paso. Entra en modo creativo

 

Ahora que entiendes a tu potencial cliente y tienes claras las redes sociales que son estratégicas para tu compañía, es el momento de ponerte a crear contenido. Y sinceramente, es la parte más difícil del asunto. Porque no todos somos creativos ni sabemos plasmar en textos o imagen las ideas de negocio.

Crear contenido significa que tienes que trasladar todos estos datos sobre tu negocio, tus objetivos, tus clientes y lo que puedes hacer por ellos, a imágenes y textos publicitarios que puedas emplear en campañas. Como decíamos al principio, cada red social admite un tipo de contenido. Si decides centrar tu estrategia en Instagram deberás generar contenidos muy visuales y si estás en Youtube te centrarás en producir vídeo. Y así con cada una de ellas.

Pero si de verdad quieres hacerlo bien, necesitarás manejar y entender cómo hacer un calendario de contenidos y la importancia que tiene en tu estrategia social media.

 

Calendarios de contenido

Para planificar correctamente tus campañas y contenidos tienes que crear un calendario de contenidos. Un calendario de contenido es un documento que refleja y planifica los posts que van a salir en una campaña (o a lo largo de un mes, por ejemplo). De entrada, puede parecer muy laborioso e innecesario plasmar cada post que vas a subir en un documento, pero te aseguro que facilita mucho la vida.

Tu calendario de contenidos para una campaña debe incluir en cada post:

  • Imagen y texto (Creatividad y copy)
  • Canal social en que va a salir
  • Nombre de campaña o mes
  • Fecha
  • Objetivo de la promoción
  • Target o audiencia
  • Presupuesto

La función de un calendario de contenidos es planificar en un documento qué contenido se va a poner en cada red social de manera anticipada y organizada. Es la guía con la que se ejecutan campañas en redes sociales y organiza el trabajo del community manager.

¿Te apuntas?

Si quieres descubrir ejemplos o saber más sobre cómo arrancar tus redes sociales de forma eficaz y siguiendo una estrategia, en StartPoint estamos preparando un descargable. ¡Apúntate a nuestra newsletter mensual 👇 y entérate de todos nuestros contenidos nuevos!  🔥

Ventajas de trabajar con calendario

Gestión

De esta manera, si los perfiles sociales los administran distintas personas dentro del equipo, todos tendréis claro el contenido y el paso a paso de la campaña.

Unidad creativa

Creativamente las piezas tendrán unidad porque se habrá planificado y pensado globalmente. Podrás crear un hilo argumental organizando el orden de los contenidos y prever el resultado final visualmente.

Análisis

Cuando acabe la campaña o el mes del calendario, podrás recoger datos y comparar los objetivos que te habías marcado con los resultados obtenidos.

Orden

Mantén siempre el control de los datos en un Excel para entender qué funciona mejor y si se está creciendo adecuadamente. Compara resultados por campañas para entender mejor cada acción.

 

Cómo ser efectivo con tu creatividad

Parece fácil, pero crear diez o doce posts para Instagram con buena imagen y un mensaje chulo, resulta muy difícil de diseñar para más de una empresa. Hay una serie de consejos que pueden serte muy útiles en esta fase creativa:

  • Busca ejemplos de empresas que puedan inspirarte con su formato de publicaciones. Investigar a la competencia o compañías afines siempre es una buena forma de arrancar el proceso creativo.
  • Intenta ser creativo, pero creativo de verdad. No pongas lo primero que te venga a la cabeza ni las típicas frases que ya nadie se cree.
  • Aprende a crear storytelling para tu empresa y un relato de marca memorable. Investiga herramientas como Brandscript, etc. Te ayudará a saber qué decir.
  • Crea un titular o headline que explique de forma sencilla qué ofrece tu servicio y qué problema viene a resolver. Que te sirva de igual manera para la descripción de tu página en LinkedIn que en un pitch.
  • Automatiza categorías de contenido para plasmarlas de forma organizada en un calendario de publicaciones en Excel o Powerpoint.

 

Errores comunes

¿Cuál es el error más común? Son muchos y de lo más variado.

Principalmente, la desorganización. Pensar que se pueden conseguir resultados sin armar un equipo que se encargue de crear buen contenido además de desatender el concepto de marca y no tener un mensaje consistente que explique el producto. Pero, sobre todo, la prisa y el no terminar de entender cómo se manejan estos canales a nivel publicitario.

Las redes sociales no son exactamente un canal de venta rápida. Hay muchas formas de lanzar tu producto, de obtener ventas, de conseguir una comunidad que te permita aflojar presupuesto en captación. Hay que reformular continuamente las estrategias en función de lo que obtienes, de lo que gusta, de lo que no. Pero lo que está claro es que si uno de tus motores de crecimiento está en las redes sociales, tendrás que tomártelo en serio, dotarlo de recursos, alinearlo a tu estrategia de negocio y hacer de ello algo estratégico.

 

TE PUEDE INTERESAR  Cómo crear imagen de marca en Redes Sociales