La democratización del turismo había sido una realidad. Nuestra realidad. Vuelos y alojamientos low-cost, al alcance de todos. El modelo de turismo masificado cada vez abogaba más por uno más sostenible. Más respetuoso con los ciudadanos, las ciudades, los monumentos y , sobre todo, con el medioambiente.

Pero la rueda de Ryanair y Airbnb parecía imparable. Invencible. Hasta que la Covid-19 llamó a la puerta. Y el mundo se paro. Las fronteras se cerraron y, con ellas las postales más típicas se convirtieron en algo del pasado: una Venecia sin góndolas por sus canales, París sin besos de turistas a los pies de la Torre Eiffel, o una Barcelona sin visitantes que quieran descubrir a Gaudí.

Y aunque la mitad del mundo no haya iniciado la desescalada, la otra mitad se prepara para volver a la llamada nueva normalidad. Pero…¿Cómo será viajar después de la pandemia?

 

Viajar no es solo cumplir sueños: impacto en la economía

 

2019 fue un año de récord de turistas en España. Cerca de 85 millones de visitantes y una aportación de 148.000 millones de euros. El 12,3% del PIB nacional, según la Cuenta Satélite del Turismo de España (CSTE) -un sistema de información económica relacionada con el turismo, diseñada como satélite del sistema principal de Cuentas Nacionales y que elabora anualmente el INE.

En 2019 el turismo alcanzó en España un impacto del 12,3% en el PIB; con 85 millones de visitantes y 148.000 millones de euros.

¿Qué actividades se estiman para el calculo? Alojamiento, actividades inmobiliarias; servicios de comida y bebida, transportes por carretera, ferrocarril, marítimo y aéreo, alquiler de vehículos, agencias de viajes; industrial cultural y actividades deportivas. Lo que se traduce en 2,62 millones de trabajadores;  un 12,7% de los ocupados en España, por encima de la industria y tan solo superado por el comercio.

 

El nuevo turista: eco-friendly, precavido y tecnológico

 

Las apuestas son claras: este año mandará el mercado nacional. Será clave para reactivar a corto plazo el turismo de cercanía y, con la reapertura de los vuelos, llegará el mercado internacional.

La nueva normalidad ha generado una manera de relacionarnos diferente, de gestionar nuestro ocio y nuestros viajes. Y con ello un nuevo tipo de cliente que…

 

  • Será nacional y ecofriendly: el 90% de los españoles planea veranear este año- o ya lo está haciendo- y entre sus preferencias destaca el turismo interior, el apartamento de la playa propio o en alquiler y, sobre todo, lugares rurales en plena naturaleza y alejados de las aglomeraciones, según los últimos datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Además, el medio de transporte más habitual será el vehículo propio.

 

 

  • Demandará un servicio personalizado, pero sin contacto físico con la ayuda de nuevas tecnologías: procesos como los pagos y las llegadas a los alojamientos se digitalizarán. El check-in será digital y la domótica cada vez más usual, así como las formas de pago contactless serán mandatarias. La realidad virtual y aumentada ganarán protagonismo para conocer nuevos lugares sin movernos de casa: experiencias simuladas, ya sea antes de viajar para elegir destino o para conocer e interactuar con museos o monumentos. El Big Data cobrará, aun más, protagonismo a la hora de innovar y conocer al turista de la nueva normalidad.

 

Y las startups que cubran las necesidades usando las nuevas tecnologías se harán un hueco en el mercado. Algunas ideas: el control inteligente de los accesos, el conteo de personas, la medición de las distancias de seguridad, uso de mascarillas, el tracking, la desinfección de espacios, así como la gestión automatizada de elementos desinfectantes según el webinar “Desafíos y estrategias del sector turístico” en la que participaron empresas como Instituto Tecnológico Hotelero- ITH, Air France o Europcar.

 

  • Más precavido y exigente: el prosumer ya tenía todo el poder. Pero la nueva normalidad nos ha hecho más exigentes. Las redes sociales se convertirán en el altavoz para reconocer y premiar aquellos establecimientos que cumplen con las medidas de higiene, ofrecen espacios seguros y aseguran las medidas de limpieza adecuadas. Si aún no monitorizas tu presencia en redes sociales, puede que estés perdiendo información muy valiosa para tu negocio.

 

  • Con la información en su smartphone: y aunque las apps de control frente al coronavirus no hayan sido la barrera que esperábamos para frenar el contagio y la propagación del virus, la información que nos puede llegar a ofrecer nuestro teléfono móvil es muy variada. Desde el acceso a playas para evitar las aglomeraciones hasta mapas interactivos que nos permitan conocer de un vistazo la situación epidemiológica de una localidad en un solo clic.

¿Te apuntas?

Si te interesa lo que estás leyendo suscríbete a nuestra newsletter

Tres startups, tres ejemplos

Pasando de la teoría a la práctica, hemos seleccionado tres ejemplos de startups dedicadas al turismo, y al ocio y la cultura, que se han adaptado a esta nueva normalidad.

 

TravelestApp

 

 

Durante el confinamiento crearon un mapa interactivo de España para el seguimiento del coronavirus, actualizado cada día con los datos oficiales del Ministerio de Sanidad. En sus primeros días recibieron más 400 visitas diarias a su plataforma: coronavirusespaña.app. Por responsabilidad, paralizaron su actividad durante lo peor de la pandemia en España, pero en la nueva normalidad vuelven a estar operativos. A través de su app, podrás crear rutas turísticas personalizadas: una ruta diferente para cada usuario dependiendo de sus gustos e intereses. En estos momentos, están instaurando nuevas funcionalidades como la compra de entradas desde su propia app- interacción cero en taquilla- para que no te pierdas ni un solo punto de interés sin asumir riesgos.

 

Woutrip

 

 

La web de viajes compartidos para abaratar precios ha pivotado pero manteniendo su esencia: RoadTrips por lugares únicos para conocer el destino al 100%. Si antes al entrar en woutrip.es soñábamos con Los Alpes o Islandia, ahora sus escapadas nos llevarán a visitar Galicia, Aragón o Asturias ¡nada que envidiar! Las escapadas internacionales siguen ahí y seguro que volverán con mucha fuerza.

 

BinaryBox Studio

 

 

Expertos en realidad virtual, desde scape rooms al mundo de la arquitectura, la sanidad o la formación, la cultura no podía quedarse fuera. Han creado el Museo Virtual del Arte (MUVA) un espacio único en el que descubrir el arte de una forma completamente inmersiva. Su última exposición,‘Impresión, el agua’, es un homenaje a la que es considerada la primera obra impresionista, titulada ‘Impresión, sol naciente’, de Claude Monet. Ocio y cultura virtual para evitar aglomeraciones.